La causa es una tenosinovitis de la vaina tendinosa de los músculos flexores superficial y profundo de los dedos, que al inflamarse puede inflamar al tendón y formar nódulos, lo que impide o dificulta su paso por este túnel.

La vaina también puede engrosarse, por lo que su diámetro disminuye, y dificulta el paso de los tendones a través de ella.

Muchas veces, al intentar extender el dedo, el tendón puede quedarse trabado en la entrada de la vaina, y una vez que consigue entrar por el túnel se puede experimentar una extensión repentina del dedo.

Ante la presencia de un dedo en gatillo podemos encontrar a veces:

• Un pequeño bulto en la palma de la mano, generalmente a nivel de la polea volar.
• Inflamación.
• Presión o parálisis de las articulaciones del dedo.
• Dolor e imposibilidad al realizar la flexoextensión del dedo implicado

EN FISIOTERAPIA AQUILES USAMOS LAS SIGUIENTES ETAPAS EN LA REHABILIATACIÓN DE LA TENOSINOVITIS:

• Al principio terapia antiinflamatoria y analgésica (crioterapia, baños de contraste, ultrasonidos, láser…).
• Movilizaciones pasivas y más adelante activas (siempre deben realizarse aplicando la regla del “no-dolor”), activas-resistidas…
• Maniobras articulares.
• Podrá ayudarse de electroterapia y otros elementos que aumenten la resistencia en los ejercicios para ir ganando fuerza progresivamente.