La dorsalgia es una dolencia muy común, que afecta a gran parte de la población adulta en algún momento de su vida y población juvenil a causas de deformidades de columnas principalmente, como la escoliosis.

Los síntomas de la dorsalgia se localizan en la espalda, concretamente en la parte superior de esta, entre los omóplatos (zona interescapular) pudiéndose irradiar el dolor hacia el pecho o diafragma y dar sensación de falta de oxígeno, ahogo o incluso ser confundido este dolor con un infarto cardíaco, también puede irradiarse este dolor hacia un lateral u otro de esta parte superior de la espalda, aunque también existen casos en los que el dolor se da en ambos lados abarcando hasta la zona lumbar.

Esta lesión puede producirse por varias situaciones, entre ellas, la falta de ergonomía postural correcta al trabajar, dormir, ver la televisión…El estrés también es una causa de dorsalgia, debido a la contracción muscular que se sufre durante este estado, imposibilitando que dicho músculo vuelva a su estado de reposo de forma natural. En otros casos, la dorsalgia es el resultado de deformidades que atañen a la columna, dorso y omóplatos (escoliosis, hipercifosis)l a edad avanzada, la genética y otras lesiones tales como artrosis, pinzamiento vertebrales, hernias discales, protusiones, espondilitis anquilosante…..pueden mostrar el dolor en zona dorsal desde el primer momento ayudando a ser un signo en el diagnóstico.

En Aquiles Fisioterapia contamos con la especialización adecuada para resolver las dorsalgias sean del tipo que sean. Estudiamos la aparición de esta afección en cada uno de nuestros pacientes, con el objetivo de definir un tratamiento y proceso de recuperación concreto para cada uno de ellos. Durante este proceso, realizamos una redefinición continua de las técnicas y métodos aplicados, con la meta de evolucionar a la mano de nuestro paciente.