El sistema linfático conlleva una doble función muy importante para nuestro organismo. En primer lugar nos ayuda a eliminar toxinas y otras sustancias desechables. Además, por otro lado, mejora nuestro sistema inmunitario, frenando la aparición o desarrollo de virus, bacterias y otros patógenos intrusos en nuestro organismo.

Esta eliminación de sustancias desechables, mejora de la circulación y protección de nuestro organismo y sistema inmunológico, se consigue aplicando un suave masaje sobre el propio sistema circulatorio, propiciando el cumplimiento de estos objetivos. Su práctica está especialmente solicitada por personas que padecen retenciones de líquidos, problemas de celulitis por una mala circulación de la sangre, postoperatorios de cirugía estética, etc.

Los principales beneficios que encontraremos son;

– Alivio del dolor, actuando como un calmante sobre la zona.
– Eliminación o reducción de zonas inflamadas.
– Mejora de la circulación.
– Protección del sistema inmunológico.
– Relajación.

En Fisioterapia Aquiles llevamos más de 16 años trabajando para que nuestros clientes tengan una vida plena, cómoda y exenta de dolores. Acude a nuestro Centro de Fisioterapia o contacta con nosotros para recobrar tu vida normal.