El mecanismo de acción de esta lesión puede deberse a una caída sobre el propio codo, un traumatismo directo o hasta incluso movimientos de torsión por atrapamiento del miembro superior.

Esta lesión suele acompañarse de otras adyacentes, tales como luxaciones, esguinces, roturas musculares y/o arrancamientos tendinosos.

La radiografía o incluso un TAC es suficiente para confirmar el diagnóstico.

Los tipos de fracturas de codo que más tratamos suelen ser:

  1. Fractura de la cabeza y/o cabeza del radio, el dolor se pronuncia más en la pronosupinación (al poner hacia arriba la palma de la mano).
  2. Fractura del olécranon, suelen precisar cirugías ya que el hueso suele partirse en varios fragmentos que habrá que reconstruir.
  3. Fracturas distales de húmero, la más comúnmente tratada en nuestro centro por ser típica en niños y ancianos. Suelen acompañarse de lesiones arteriales o nerviosas.

Los principales signos de una fractura de codo suelen ser: dolor, inflamación, hematomas, impotencia funcional, rigidez e incluso entumecimiento de manos y brazos.

El tratamiento será quirúrgico (en fracturas inestables) o conservador (mediante la aplicación de escayolas, cabestrillo …) uno u otro será a elección del equipo médico.

Es de vital importancia continuar después con un tratamiento rehabilitador una vez que sea retirada la escayola o se haya consolidado la fractura.
En la Clínica de Fisioterapia y Rehabilitación Aquiles llevamos a cabo un protocolo de actuación en este tipo de fracturas encaminado a conseguir lo antes posible la recuperación de la movilidad articular junto a otros objetivos:

  1. Recuperar por completo la amplitud articular del codo, y posibles articulaciones afectadas tales como hombro y muñeca.
  2. Tratamiento de musculatura afectada por el uso de cabestrillo, y es que las
    contracturas de musculatura como el bíceps braquial o musculatura pronosupinadora suelen ser dolorosas e incluso enlentecen la recuperación.
  3. Programa de fortalecimiento y propiocepción de la articulación de forma progresiva para que se vuelva a integrar dentro del esquema corporal lo antes posibles haciendo un desarrollo de la fuerza y potencia muscular en contracción excéntrica. Nuestro objetivo es recuperar la funcionalidad total del codo.
  4. Técnicas de osteopatía a nivel de membrana interósea entre cúbito y radio y de articulaciones adyacentes.

En Fisioterapia Aquiles nos caracterizamos por hacer Tratamientos Completos donde, aparte de tratar la lesión que traiga el paciente, hacemos una valoración desde la primera sesión de otras posibles lesiones adyacentes a la lesión primaria que suelen pasar desapercibidas y podrían enlentecer la recuperación total.
Hablamos en este caso de Tendinitis en la zona de inserción de los distintos grupos musculares, bursitis olecranianas en zonas de rozamiento, contracturas, etc …

Después de más de 15 años trabajando en nuestro centro, os aseguramos una atención personalizada y con buenos resultados a lo largo del tratamiento.

Llámanos.