La tendinitis rotuliana o rodilla del saltador, consiste en la inflamación del tendón que une la rótula con la tibia. Junto con el tendón del cuádriceps, hace posible el movimiento de extensión de la rodilla, de manera que si está dañado la articulación pierde soporte, la rótula alcanza cierta rigidez y se hace difícil la extensión de la rodilla (sobretodo movimientos como agacharse, saltar o sentarse).

Suele ser muy común en atletas que saltan frecuentemente durante la realización de sus actividades deportivas, como por ejemplo aquellos que practican baloncesto o voleibol. Aunque también puede aparecer en personas que no practiquen deportes de salto.

Síntomas

1. Dolor entre la tibia y la rótula.
2. Sensación de mayor sensibilidad o fragilidad en las rodillas.
3. Rigidez en la articulación.
4. Dolor al flexionar la rodilla por ejemplo al agacharse o sentarse.
5. Inflamación de la rodilla.

En Aquiles Fisioterapia contamos con todas las técnicas necesarias para este tipo de tratamientos llevados a cabo por especialistas en rehabilitación de lesiones deportivas. Mediante una serie de ejercicios pasivos, masajes y estimulación, conseguiremos relajar la zona del tendón dañado y de los cuádriceps.

Si quieres acabar con tus dolores, contacta con nosotros en el661 125 257.