La periostitis tibial es una lesión debida a una sobrecarga. Se sufre por la inflamación del periostio, una membrana que se encuentra en la tibia recubriendo el hueso.

Los síntomas frecuentes de periostitis tibial son una sensación de quemazón o un dolor leve o moderado en la zona tibial, el cual aumenta conforme se avanza en el ejercicio. Además, se pueden notar calambres en esta zona al ejercer una fuerte tensión en el músculo tibial.

Las causas principales de la aparición de periostitis tibial son:

  • Hacer deporte en superficies duras.
  • Calzado inadecuado.
  • Empezar el ejercicio sin acciones previas de calentamiento.
  • No estirar de forma adecuada los músculos al acabar la sesión.
  • Forma del pie y su pisada.
  • Entrenamientos demasiado intensos.

Como se puede observar, la aparición de esta lesión se puede dar por bastantes circunstancias, aunque es una lesión que se puede tratar con eficacia, reduciendo drásticamente el tiempo de recuperación.

En nuestro centro de fisioterapia trabajamos con lo último en tecnología para tratar este tipo de lesión. Tratamos con ultrasonidos, estimulación eléctrica, acciones de fisioterapia en la zona… Entre otras técnicas efectivas.

Contamos con profesionales cualificados con una larga trayectoria que conseguirán que te sientas mejor y puedas volver a tu rutina, sin dolores. Desde Fisioterapia Aquiles, estamos a tu completa disposición.