Es la tendinitis más dolorosa que ocupa un alto porcentaje en las clínicas de fisioterapia.

La falta de tratamiento en su fase precoz puede cronificar la lesión llegando incluso a provocar PUBALGIAS con desequilibrios musculares de la musculatura lumbar y abdominal, en esta fase, muchas veces, la única solución será el tratamiento quirúrgico ya que el grado de FIBROSIS MUSCULAR abarca tanta musculatura que puede ser la única solución.

Por eso, siempre aconsejamos consultar al fisioterapeuta ante el inicio de la lesión, ya que de no tratarse, puede traer otras lesiones adyacentes tales como contracturas severas de musculatura abdominal, y cuadricep, tendinitis en zonas de inserción tales como TENDINITIS DEL RECTO ANTERIOR DEL CUADRICEPS, tendinitis de la pata de ganso o TENDINITIS DE LA INSERCIÓN DEL PSOAS ILIACO.

En FISIOTERAPIA AQUILES hemos sido capaces de evitar la cirugía en una mayoría de los casos, llama e infórmate.