Tu bebé llora, le cambias el pañal, le das de comer aunque no es su hora. Piensas que puede tener frío y le abrigas, o calor y pruebas a quitarle ropita. Pero sigue llorando desesperadamente. Tú eres su protector y no sabes que hacer. Que sensación más triste, y desesperante.

 

Le llevas al pediatra y te dice que 1 de cada 4 bebés sufre el cólico de lactancia y tu retoño lo tiene, es cuestión de días, semanas, meses y de mucha paciencia.

 

¿Qué produce el cólico de lactancia? Lo puede producir desde una inmadurez gastro intestinal a una pequeña intolerancia a la lactosa. Tú bebé a lo largo del día va acumulando gases y al final de la tarde, o por la noche, sin motivo aparente, empieza a llorar. Entonces suelen llevarse las piernas al pecho para aliviar la presión y tener ese llanto agudo tan característico.

 

Lo mejor en esos casos es evitar los nervios. Si le trasmitimos al bebé nuestro estado, se pondrá más inquieto, llorará más y tendrá mas aire en su barriga, con lo cual estaremos potenciando la acumulación de gases. Cuando lo acunas, al sentir tu calor se calmará. Puedes probar a darle un masaje con aceite, con crema, o ponerle una bolsa con agua templada en la barriga. Cualquiera de estas opciones lo relajará un poco y es probable que consigas que se duerma. Aunque al final, lo que más le calma, es el contacto humano, piel con piel. El bebé percibe que está contigo, se siente protegido, se relajará y poco a poco expulsará los gases.

 

Tenemos miedo a cogerlo cada vez que llora, por que nadie quiere “malcriar” a su hijo. Sin embargo, en países en donde tienen por costumbre que el bebé esté todo el día en el pecho de su madre, este no sufre el cólico de lactancia, y no tienen por qué estar malcriados.

 

Los bebés que son abrazados, tanto cuando lloran como cuando no, al crecer se muestran más tranquilos, e incluso menos agresivos, además de generar vínculo con su familia muy fuerte.

 

Un bebé con dos o tres meses es muy pequeño todavía como para utilizar el llanto cada vez que quiere estar en los brazos de sus padres, por lo que si llora no tengas miedo a cogerlo, mimarlo, abrazarlo, dormir con él. Es tu bebé y crearás un vínculo emocional para el resto de su vida.

One thought on “El cólico del lactante, BEBÉS TRANQUILOS…MAMÁS FELICES

  1. Hola, esto es un comentario.
    Para borrar un comentario simplemente accede y revisa los comentarios de la entrada. Ahí tendrás la opción de editarlo o borrarlo.

Comments are closed.